21 septiembre 2011

las sombras chinas
que dibuja con el cuerpo
mientras pasea ociosa
por la orilla
desierta y húmeda
la entretienen
en los tediosos días de septiembre

y el plomizo atardecer del otoño.

otro verano sentenciado.
(maldito frío desalmado)

5 comentarios:

  1. ...cuando tu carne anuda
    esta lengua antes mía
    (sin ti fría y desnuda,
    contigo ebria y bravía)
    que es tuya y de tu coño,
    que no sabe de otoños
    y sabe que no invierna
    en la vendimia eterna
    de un septiembre cualquiera entre tus piernas.


    -es que odio la "nostalgia otoñal"... ¿vale como complemento a tus paseos ;)

    ResponderEliminar
  2. ¿qué si vale? buuuffff, !lo supera con creces!

    ResponderEliminar
  3. ...que es siempre primavera
    en el arco de tus cachas,
    y beber, muchacha,
    del manantial bimembre
    (a la luz de septiembre)
    en tu culo y tu raja,
    es pillar una caraja
    de las de antología,
    sin más solución de continuidad
    que esta sed animal
    que es la sed de ti mía.

    Por terminar la secuencia de ripios con la que empezaba... por aquello de animar el arranque del otoño y desear a "mi" escritora (disculpa el afán posesivo) un último trimestre del año lleno de sexo y sueño, las claves del bienestar de un buen Dormido. BESAZO, Hilia!!!

    ResponderEliminar
  4. ...si en vez de pinchar en "nueva entrada", pinchas en "suprimir", resulta que te cargas el comentario lindísimo que me escribe la ESCRITORA... qué mierda!

    ResponderEliminar
  5. Caray, el porno le sienta muy bien a la poesía, y a cualquier otra cosa, claro.

    ResponderEliminar