10 marzo 2010


Un día en que estábamos conversando con Clairaut en el patio de la Sorbona, él nos preguntó con su voz intensa: "Qué prefieren ustedes en ustedes mismas?". Declaré mintiendo: "Otra persona". "Yo -contestó Lisa-, la puerta de salida." Otra vez me dijo: "Lo bueno que hay en usted es que nunca rechaza nada, deja abiertas todas las puertas. Yo siempre estoy saliendo y llevo todo conmigo."

Memorias de una joven formal - S. de Beauvoir

No hay comentarios:

Publicar un comentario