03 junio 2011



















Y así fue como empecé a ocultar mis placeres, y cuando llegué a la edad de la reflexión y comencé a mirar a mi alrededor, y a considerar mis progresos y mi posición en el mundo, me encontré ya entregado a una vida de profunda duplicidad.

El extraño caso del Dr Jekyll y Mr. Hyde, R. L. Stevenson

No hay comentarios:

Publicar un comentario