12 noviembre 2010

siempre había sido puntual. solía llegar a las citas dos o tres minutos antes de la hora. salía de casa con el tiempo bien cronometrado; lo justo para no correr, ni para estar esperando mucho tiempo. me molestaba tener que esperar. me parecía una falta de respeto grave y alguna vez, si a los diez minutos no había aparecido la persona con la que había quedado, me marchaba sin remordimiento alguno. esperar me parecía una actividad tediosa y sin sentido, una pésima manera de mal gastar un tiempo que no producía nada.
sin embargo un día salí un buen rato antes de casa. al llegar al punto de encuentro con mi cita descubrí, algo turbado, que todavía faltaba una hora para que ésta llegara y, a pesar de mi reticencia inicial, decidí esperar. me senté en un banco, al lado de dos abuelas, de pelo violáceo, que parecían ejercer de forma profesional la misma actividad en la que me iniciaba yo. de vez en cuando las miraba por si tal ocupación precisaba de algún extra como cacarear o recitar poesías a pleno pulmón, pero observé que no era así. esperar sólo consistía en esperar. como mucho, cada cierto tiempo, una de ellas comentaba alguna trivialidad como que si esa chica llevaba una falda muy corta, que si su nieto era lo más rico del mundo o que si tenía el colesterol por las nubes. la otra asentía solemne. en mi caso, sin interlocutor a quien informar y no queriendo intervenir en los comentarios de mis vecinas para no parecer entrometido, esperaba solamente.

a partir de ese día, todo cambió. primero comencé con periodos breves de diez o quince minutos, pero después lo alargué a media hora y más tarde a cuarenta o cincuenta minutos.
ahora suelo presentarme a mis citas dos horas antes, como mínimo. cuando llegan y me preguntan si hace mucho que estoy esperando, contesto que no el suficiente. ellas piensan que soy cortés y ellos se ríen de mi broma repetitiva.
esperar: tener esa inquieta sensación de que algo va a ocurrir, de que alguien va venir a mi encuentro, de que algo va a alterarse. o quizás no. quizás sea simplemente una gran pérdida de tiempo.

2 comentarios:

  1. Quizás por eso nos hace usted esperar tanto para publicar una nueva entrada.

    Disculpe mi intromisión pero detecto que ha mutado su foto de perfil. Algun significado en especial?

    ResponderEliminar
  2. cada vez me gustan más las redondeces y nada más redondeado que los círculos (los círculos redondos, claro).
    siento la espera.

    ResponderEliminar